lunes, 13 de septiembre de 2010

CARA NE DEL VELETA: VÍA SILVIA (D,MÁX V,220M)

CARA NE DEL VELETA: VÍA SILVIA (D,MÁX V,220M)
5 DE SEPETIEMBRE DE 2010.

APROXIMACIÓN:
Salimos de la Hoya de la Mora, en dirección a Las Posiciones del Veleta. Bajamos por el Veredón y en una hora y cuarto estamos al pie de la vía.
Para llegar hasta aquí hemos tenido que introducirnos en la rimaya, hasta que hemos llegado a un punto en el que era imposible seguir progresando por dentro. En este momento hemos trepado unos tres o cuatro metros que luego hemos bajado para ponernos en el inicio de la vía, que es inconfundible, pues tiene una flecha amarilla como las del Camino de Santiago.
Creo que nunca he visto el Corral del Veleta con tal cantidad de nieve por estas fechas. 
 Inicio del Veredón
Corral del Veleta
Rimaya (I)
Rimaya (II)
Rimaya (III)

LA VÍA:
Manolete y Javi iban a turnarse para abrir los largos, mientras que el que escribe iba a ir tranquilito de segundo.
LARGO 1 (V):
En la parte baja del largo está, para mi gusto, el paso clave de todo la vía. Se trata de un tramo bastante vertical (V) conformado por regletas, que esta protegido por un parabolt. Pasado este punto la dificultad baja considerablemente, hasta llegar a la R1, que está protegida por un techo, encima del cual esta la R2.
  Manolete abriendo el largo
El Corral, desde la R0


 LARGO 2 (V):
Se sale  hacia la izquierda, bordeando el techo que tenemos sobre nosotros, hasta llegar a una marcada fisura que asciende de derecha a izquierda. Subimos por ella hasta alcanzar una repisa, que recorreremos hacia la derecha en busca de la R2. En este tramo tenemos muy buenos agarres para las manos y prácticamente nada para los pies. Es el conocido “paso del lagarto” (V), tras el cual se accede a otra repisa, por la que prácticamente andando se llega a la R2.
 Javi, superando "El Paso del Lagarto"
LARGO 3 (V):
Este tramo discurre prácticamente por la línea que une la R2 y la R3, que está sobre un saliente triangular muy evidente, al que se accede por su parte izquierda (por la parte derecha es una variante más difícil de la vía con el paso clave protegido por un parabolt).
El recorrido es en principio muy sencillo hasta llegar al diedro que nos separa de la R3. Aquí encontramos una placa bastante pulida, con una fisura central y dos clavos que protegen el paso (V).
Vista del largo 3 desde la R2
Javi abriendo el largo
Javi, afrontando el paso clave.
Manolete, recuperando el largo
Manolete, llegando a la reunión
LARGO 4 (IV):
Empieza el largo con un paso fácil pero aéreo. Continúa por terreno sencillo en dirección a una placa que queda a nuestra izquierda. Ahora se trata de buscar la mejor forma de progresar a través de una sucesión de bloques a veces desplomados. Los últimos diez metros discurren por una pared vertical con muy buenos agarres, tras la cual hay una placa tumbada que nos lleva a la R4.
Es importante considerar que si se chapa un parabolt que hay a mitad de vía la progresión se complica bastante, pues la cuerda no desliza bien, obligando a montar una reunión extra debajo de los bloques desplomados que antes referíamos. 
En total, invertimos dos horas y cuarenta y cinco minutos en la vía.
Javi, abriendo el último largo
"Sacabó"
DESCENSO:
Andando hasta la Hoya de la Mora. Tres cuartos de hora.     

MATERIAL:
Dos cuerdas de 60m.
Un juego de friends.
Un juego de empotradores.
Cintas largas.
Mosquetones.
Nota: las reuniones están equipadas con chapas.

jueves, 2 de septiembre de 2010

ARISTA DE FERBOS

PICO TROIS CONSEILLERS (3039m) POR LA ARISTA DE FERBOS
AD SUP. ALGUNOS PASOS DE IV-IV+ AISLADOS
1 DE AGOSTO DE 2010.
Este verano decidimos volver al macizo de Néouvielle, en el Pirineo Francés, después de dos años. En aquellas fechas hicimos el pico de Néouvielle, más un intento fallido a la Punta Ramoung. Planeamos en aquella ocasión realizar también  la Arista de Trois Conseillers y el resto de tresmiles de la zona. Por circunstancias, que tampoco vienen al caso, nos vinimos de allí con los objetivos sin cumplir, pero con el firme propósito de volver.
El proyecto para este año era muy parecido al de hace dos, incluyendo como novedad la Arista de la Mourelle. Al final, el mal tiempo nos ha obligado a conformarnos sólo con la Arista de Ferbos.
La Arista de Ferbos es muy disfrutona, ideal para iniciarse en este tipo de escalada.
El viaje:
Partimos temprano desde Ronda, Javi, Manolete y yo. Quedamos en Bielsa con Emilio y Óscar, que venían desde Extremadura y Madrid, respectivamente. El trayecto completo lleva unas once horas.
Al llegar a la entrada del Parque de Néouvielle hay que coger un ticket igual que los de aparcamiento. El truco para no pagar es salir después de la seis de la tarde y antes de las nueve de la mañana.
Hay varios sitios para acampar. Nosotros elegimos el Lago d’Aubert (2150 m). Aquí existe un aparcamiento y una zona en la que se permite vivaquear.
La aproximación( 2 horas):
Después de acostarnos anoche pasada la una de la madrugada, con las mochilas sin hacer, nos hemos levantado a las siete. Nos hemos puesto en marcha casi a las once de la mañana.
Dejando el Lago d’Aubert a la derecha, remontamos, buscando el Paso del Gato (2465 m), que queda a nuestra izquierda. Tardamos una hora en llegar hasta él. Este paso nos permite cruzar a la otra vertiente.

Ascendemos, buscando el Paso del Gato

En primer término, se ve el Lago d'Aubert
Las vistas son espectaculares: a nuestros pies descansa el embalse de Cap de Long, con un color turquesa que recuerda bastante al embalse de Zahara de la Sierra. A la derecha, observamos el Ramoung y el Neouvielle, desde la mitad del embalse parte, altiva y abrupta, la Arista de Ferbos hacia el pico de Trois conseillers. Al fondo, se aprecia la imponente mole del Pic Long.
De derecha a izquierda: Ramoung, Neouvielle y Trois Conseillers, al que llega la arista de Ferbos
Al fondo, se aprecia la inconfundible figura del Pic Long.

Tras bajar del Paso del Gato hay que hacer un flanqueo ascendente que nos lleva al pie de la vía tras otra hora de marcha.

Nos dirigimos al inicio de la vía


La Arista de Ferbos


La vía:
Subimos a la arista siguiendo un canalón muy evidente que cruza la pared de derecha a izquierda. A partir de aquí tiramos para delante, buscando el mejor camino. Progresamos, sin prisa pero sin pausa, en ensamble, prácticamente sin meter ningún seguro intermedio. Montamos sólo dos reuniones, la primera para superar una placa, que luego no resultó tan fiera como aparentaba, y la segunda debajo de un diedro que hay en la parte media-alta de la ruta.
En la parte superior hay varios gendarmes, todos bastante sencillos, aunque aéreos, que ofrecen además la posibilidad de evitarlos.
La cumbre aparece de repente, después de tres horas y cuarenta y cinco minutos de escalada para disfrutar.  

Accedimos a la arista a través del marcado canalón que aparece en la foto.
Parte baja de la arista (I)
Parte baja de la arista (II)

Parte baja de la arista (III)

Parte baja de la arista (IV)
Placa (I)
Placa (II)
Placa (III)
Diedro (I)



Diedro (II)



Parte alta de la arista(I)


Parte alta de la arista(II)


Parte alta de la arista(III)

Parte alta de la arista(IV)

Vista de parte de la arista

Cumbre (I)
Cumbre (II)
El descenso:
Tras comer y beber algo, nos encaminamos a la Brecha de Néouvielle por  terreno pedregoso, pero sencillo. Ahora toca bajar hasta el fondo de la brecha, superando algún pasito de segundo grado. La gran cantidad de piedra suelta hace que  extrememos las precauciones. Al llegar a la parte baja encontramos la rimaya bastante profunda, por lo que decidimos montar un rapel para superarla.
Una vez fuera de la nieve solo nos queda desandar el camino de esta mañana. En total, tardamos tres horas y media en regresar.   
Descendiendo de la cumbre, con la arista Trois Conseillers, al fondo. 

 Llegando al lugar en el que monteremos el rapel para superar la rimaya.
Material y datos:
            Tiempo total: nueve horas y cuarto.
            Dificultad: AD sup
            Piolet.
            Crampones.
            Casco.
            Cuerdas dobles de 50 m.
            Algunos friends y empotradotes.
           


video

lunes, 26 de abril de 2010

VELETA CON ESQUÍS: EL BAUTIZO DE CRISTÓBAL. 24-04-2010.

Este sábado subimos al Veleta. Esta ascensión ha supuesto el bautizo con los esquís de travesía para Cristóbal y la segunda vez para Dani. Creo que ha sido un experiencia positiva para ambos. Si no, que nos corrijan.
La ascensión es la más adecuada para estrenarse: no es demasiado larga (sobre 6 km), no tiene demasiado desnivel (1100 m, pues empezamos en la última estación del telesilla que va por Pradollano) y la bajada no es demasiado técnica, sobre todo porque si te ves apretado siempre puedes bajar por las pistas.
El itinerario de subida y bajada que seguimos discurre parelelo a la pista El Águila, hasta llegar a Las Posiciones; a partir de aquí, tiramos rectos hacia la cumbre.
Ahí van algunas fotillos:

Dispuetos para partir
Afrontando la primera pala


Vamos ganando altura
Nuestro objetivo ya se deja ver, aunque las nubes intentan ocultarlo
  
El 75 %  de la banda: Cristóbal, Dani y Manolete 
Vamos "parriba"
Cumbre
Ahora unas de las pocas fotos que pudimos echar bajando. Qué pena, que las nubes afearan por momentos un descenso tan estupendo.
¡Uy, que me la doy!
Anda, mozos, vamos en busca de unas cervecinas.