jueves, 29 de agosto de 2013

CERVINO. ARISTA LION.

CERVINO 4478M.
ARISTA LEONE. 650M. AD SUP.
12 y 13 de agosto de 2013.
¿Qué montañero puede resistirse a la llamada del pirámide perfecta: el Cervino?
En nuestra primera intentona de subir al Cervino, nos venimos con  la decepción de no haber conseguido la cima. Planteamos la ascensión con una cordada de tres personas, lo que nos hizo ir deamasiado lentos y por consiguiente no alcanzar la cima.
Es una escalada larga, no demasiado dificil (no pasa de III sup), a traves de rocas sueltas en demasiados casos. Hay unos patios de vértigo. En muchos puntos hay maromas y cadenas, que, según el caso, facilitan o entorpecen la escalada. Hay numerosas chapas que permiten asegurar los pasos más comprometidos. Es preciso tener mucho cuidado con los embarques pues te hacen perder mucho tiempo.
En contra de lo que cuentan por la parte suiza, en esta zona los guías son amables y están dispuestos a ayudarte si se lo pides.
En cuanto al material, no voy a contar lo que llevamos (que como siempre fue media ferretería), si no lo que usamos, que fueron cintas largas, mosquetones y una cuerda de 60 m. Con esto, que cada uno tome sus propias decisiones.
Otra cosa a tener en cuenta es que se tarda casi lo mismo en bajar que en subir.
Vamos con la ruta y las fotos:
DE CASA A CERVINIA:
Volamos de Málaga a Milán. En el aeropuerto tuvimos la primera contingencia: al artista de Javi se le ha olvidado en dni, por lo que tuvo que tomar un vuelo más tarde y ya no nos dio tiempo a dormir esa noche en el refugio Ducca da Abruzzi. En fin, que se le va a hacer, habrá que tomarse unas cervezas en Cervinia.
Manolo, Raúl y yo nos fuimos antes y tuvimos que afrontar una tortuosa espera hasta que llegó Javito.
 Ya en Cervinia, nos encontramos con Luis, cerrando el grupo. A partir de aquí el Cervino siempre domina el paisaje.



Nuestro vecino de furgoneta durante estos días fue un tipo que igual conocéis: un tal Killian Jornet, quien a parte de ser un auténtico animal es un tio genial, muy cercano y sobre todo muy humilde.
Por cierto, que en estos días ha batido el record de subida y bajada desde Cervinia. Lo ha hecho en 2h y 56 minutos. Vamos de otra galaxia.
 Cuando hablamos con él, era como hablar con cualquier otro montañero.
DE CERVINIA AL REFUGIO DUCCA DA ABRUZZI:
 Para ir, utilizamos un taxi para no andar perdiendo tiempo. Nos cobraron 100 €.
 El refugio Ducca da Abruzzi con el Cervino al fondo.
Cervinia desde el refugio.
DEL REFUGIO DE DUCCA DE ABRUZZI AL REFUGIO CARRELL:

Se sale del refugio por el camino evidente. Al poco tiempo nos encontramos con la famosa Cruz Carrell.
Después se cruzan un par de neveros, tras los cuales aparece la primera barrera rocosa. Para superarla se toma el canalón que hay en la parte izquierda de la pared y que sube de derecha a izquierda.
Seguidamente hay que cruzar dos grandes neveros que nos dejan debajo de la gran pared de la Testa del Leone. A continuación toca una travesía a derechas, fácil pero muy expuesta en ocasiones. Se alternan tramos de nieve e hielo, mixtos y de roca. De tanto en tanto hay algún parabolt para proteger los pasos. Al poco se llega al Col del Leone.
Subiendo nos vigila el macizo del Monte Rosa.
 Uno de los grandes neveros que da paso...
 ...tras una sencilla trepada...
...a una arista de roca.
Debajo de la Gran Torre se aprecia el refugio Carrell.
Al llegar a la pared toca...
 ...atravesar algunos pasos delicados, antes ...
...de ver el Col del Leone.
Mirando hacia atrás desde el Collado vemos por donde hemos pasado.
Después del collado hay que atravesar una zona fácil de roca descompuesta, tras la cual vienen unas placas pulidas pero fáciles. Pronto  encontramos la primera maroma, se trata de una chimenea de unos cuatro o cinco metros. Al poco está el paso más dificil del día: un tramo desplomado de unos doce o quince metros protegido por una maroma, que continua unos diez metros más, por terreno menos vertical, hasta llegar a un vertiginoso nevero que nos deja debajo del refugio, al que se llega escalando.
 La parte final de escalada antes de llegar al refugio Carrell.
En la zona de roca descompuesta con la Testa del Leone al fondo.
Atravesando las placas...
 ... fáciles que hay a continuación.
En la foto se aprecia uno de los mayores problemas de la escalada del Cervino: la caída de piedras.
  Cerca de la primera maroma, ya se atisba la placa desplomada.
La primera maroma vista desde arriba.
Metidos en la placa desplomada.
 Después de la placa, siguen las maromas, ahora por terreno más fácil.
Tras las maromas llegamos al ...
...nevero que hay debajo del refugio.
En el refugio hay mantas, gas y ollas. Cuesta 15€ por persona, que te cobra un guía.
Tiene una pequeña cocina donde hay una gran olla que los montañeros vamos llenando de nieve para hacer agua. El dormitorio tiene unos 30 metros cuadrados, donde caben hasta 75 personas. Pasamos una noche horrorosa, estando en calzoncillos nos asfixiabamos de calor. No se podía ni respirar. No pegamos un ojo  hasta que nos levantamos a las 3:30 de la madrugada.
Fotito de grupo en la terraza del refugio.
 El refugio estaba muy lleno. Encontrar un hueco para hacerla cena (a las cinco de la tarde) no era tarea fácil.
DEL REFUGIO CARREL HASTA 4200 M Y AL REFUGIO DUCCA DE ABRUZZI:
Entre pitos y flautas salimos a las cinco de la madrugada.
Lo primero es escalar dos tercios de la Gran Torre. Hay una parte desplomada protegida por una cadena. Durante todo el trayecto hay maromas. Seguidamente el camino es confuso, se progresa por la parte derecha de la arista. De vez en cuando encontramos algún parabolt que nos indica que vamos por el camino correcto. Estamos en la zona del Mauvais Pass. Los pasos no pasan de III sup, pero sobre mala roca que nos hace ir con mucha precaución.
Al poco rato encontramos un cable que protege una delicada travesía en nieve. Volvemos a la roca y seguimos rectos sorteando pasos en mixto que nos llevan debajo de la famosa Gran Cuerda, que en realidad es una cadena que nos deposita en la parte superior de la arista. Es importante, no olvidar que es mejor no tirar mucho de esta cadena e intentar escalar en libre, pues en la mayoría de los casos entorpece la progresión.
 Últimos preparativos en la terraza del refugio.
Empieza a amenecer en uno de los pocos descansos que tiene la vía.
En la foto se puede ver la delicada travesía a derechas que nos espera.
 Aquí se puede apreciar parte del recorrido que dejamos detrás. Se ve una cordada de eslovenos que vino todo el rato detrás.
Progresamos en ensamble...
...poniendo mucho cuidado en que no es nos vaya una chancla.
Atravesando el empinado nevero, tras el cual tiraremos rectos hacia la Gran Cuerda.
 El nevero, visto desde arriba.
Una vez en la arista buscamos el mejor camino para avanzar, casi siempre por el filo.
 En la arista.
La misma zona tomada desde arriba.
Mirando hacia atrás vemos que las cordadas que nos siguen se retiran.
 Y cuando un tipo está ahí arriba..., ¿qué coño siente?
A las 11: 30 de la mañana evaluamos lo que nos quedaba, teniendo en cuenta que la bajada lleva casi el mismo tiempo que la subida, y tras un rato de cavilar decidimos que antes de jugarnos un vivac desagradable era mejor tirar para abajo, dejando la cumbre para otra ocasión que seguramente más pronto que tarde se nos ofrecerá.
Caras de pocos amigos a la hora de afrontar la retirada.

Comenzamos el descenso. Ahí andamos preparando el primer rapel. A partir de entonces iríamos  alternanado destrepes y ...
... rápeles.
Por los mismos sitios que antes subimos ahora nos toca bajar.
Último rápel antes de llegar al Carrell. En total diez horas y media de actividad. Ahora nos quedan otras tres horas hasta el Refugio Ducca da Abruzzi, donde llegaremos de noche.
 Último vistazo al Cervino.
DEL REFUGIO DUCCA DA ABRUZZI A CERVINIA: 
Después de una noche de sueño reparador nos encaminamos hacia Cervinia a donde llegamos a apenas una hora, dando por finalizada la actividad.
La niebla nos acompañó durante todo el trayecto.
Llegando ya a Cervinia.

11 comentarios:

  1. La verdad es que a veces te da rabia tener que abandonar en el mejor momento, pero, ¡que más da!, la montaña siempre estará ahí... podrá cambiar algo, pero casi no lo apreciaremos.
    Un saludo, y muy buena actividad.

    ResponderEliminar
  2. fabuloso reportaje yo estuve en zermat y el cervino solo de dejo ver un rato al levantarme una mañana pero solo por eso mereció la pena el viaje, algún dia volver y lo subiré

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Cervino es normal que está escondido tras las nubes. Seguro que algún día hoyarás su cumbre. Yo espero lo mismo.

      Eliminar
  3. Por cierto, Jose, yo soy Franeto, del foro montañero.
    Salud...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo Fran, ya te tengo cogida la matrícula. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Estupendo repor, se hace uno una idea de la actividad que realizasteis.

    ResponderEliminar
  5. Pedazo de arista, el año que viene me apunto y subimos ...,mañana empiezo a entrenar.
    Las fotos están muy bien, sale un patio medio regular.

    ResponderEliminar
  6. Hola amigo, sabes si el refugio ducca de abruzzi esta operativo o en las condiciones que esta.

    Gracias y un saludo

    ResponderEliminar
  7. Muy buen reportaje. y muy buena la sabia y prudente decisión de daros la vuelta. El Cervino lleva allí millones de años, no se va a escapar... Yo quiero ir el verano que viene allí. Ya tendré 53 tacos, pero ando bien en escalada y en montaña, y siempre he querido subir a esta "Meca" del Alpinismo antes de ser demasiado "viejo". Buenas escaladas y suerte para otra vez.

    ResponderEliminar
  8. Una pregunta: ¿Se podría subir solo?. Lo haría llevando una cuerda de 60 mts, arnés, casco, piolet, crampones, chatarra diversa, un disipador de ferratas para los pasos asegurados con cables o cuerdas fijas...

    ResponderEliminar